VW_Mavi García_Blog_Do you believe in luck?_Web

Do you believe in luck? / ¿Tu crées en la suerte?

Do you believe in luck? That’s a question that has crossed my mind a few times because for a long time, I always lived with the feeling that when things didn’t go well, I thought luck wasn’t on my side. It’s something that we all do subconsciously, but over time I learned that most often, luck is not just something random which just comes along, but it’s usually a consequence of the decisions and actions we take.

Luck is defined as: A cause or force that supposedly determines that unforeseeable or unintended events and circumstances unfold in one way or another. In my opinion, giving luck that type of power, apart from causing endless frustration, can also generate a feeling of a lack of control over our lives. We cannot depend on luck. It’s true that it exists, but less so than we often think.

Someone who can see my trajectory from the outside might think that I’m quite a lucky person because I do what I like and I make a living doing what used to be my hobby, but in reality luck has very little to do with how far I have come. Having dedicated all my effort to something that I didn’t even know was going to work out made me improve a lot in a short period of time. Moving forward after all the hard knocks is also something that pushed me to be closer to achieve what I wanted, taking a risk leaving the job I did for 12 years to do what I really loved was also a determining factor, and training incredibly hard every day without fail may have also influenced the outcome.

Making decisions along the way is fundamental to ending up where you want to be. There was a time when I kept thinking that what I was doing was not for me, that I had stopped believing I had a chance, but you can see that this wasn’t the case. The people who I chose to have by my side also helped me to see clearly when I saw everything dark.

I actually thought I was very unlucky because I always fell, and it could be that sometimes I was just unlucky. But then you learn that you might not actually be in the right places, or that you don’t know how to observe or prevent risky situations. The fear of falling also provokes an insecurity which makes the risk of actually doing so even greater. So now I know that it wasn’t so much bad luck as a consequence of my own actions.

What is certain is that what helped me to improve has been analysing what I was doing wrong in order to modify and avoid “bad luck.” Winning a race because the person in front falls, is that luck? Definitely not! You were behind and managed to avoid that situation, eventually finishing first. One can’t necessarily take the credit away from that rider by saying it was just luck. Good luck and bad luck may exist to some extent, but they both have ways of looking for each other. Ultimately, when you insist on something, it may not necessarily come directly to you, but it will nevertheless lead you to find it. So go out in search for it yourself and don’t simply wait for it to come. It can accompany you, but it won’t make you achieve your dreams. Just think about having it when you go out to buy a lottery ticket!

Mavi

¿Tu crées en la suerte? Esa es una pregunta que ha pasado algunas veces por mi cabeza porque desde hace mucho tiempo siempre vivía con la sensación de que cuando las cosas no me salían bien consideraba que la suerte no estaba de mi lado y es algo que involuntariamente todos hacemos, pero con el tiempo aprendí que la mayoría de las veces la suerte no es sólo algo aleatorio que llegue sin más, si no que suele ser una consecuencia de las decisiones y actuaciones que tomamos aunque algunos lo llamen así .

SUERTE de esta forma se define: Causa o fuerza que supuestamente determina que los hechos y circunstancias imprevisibles o no intencionados se desarrollen de una manera o de otra. En mi opinión darle a la suerte ese poder, además de provocar infinitas frustraciones aunque creamos que así justificamos algunos de nuestros errores, también puede generar una sensación de descontrol sobre nuestra vida. No podemos depender de la suerte. Es cierto que existe pero menos de lo que pensamos.

Alguien que pueda ver mi trayectoria desde fuera podría pensar que soy una persona con mucha suerte porque hago lo que me gusta, porque me gano la vida haciendo aquello que antes era mi hobby y en lo que necesitaba utilizar mis ratos libres para poder practicarlo cuando salía de mi antiguo trabajo pero en realidad la suerte tiene muy poco que ver en todo esto y en hasta donde he llegado. Haber dedicado todo mi esfuerzo a algo que no sabía si quiera si iba a tener alguna salida en mi vida o beneficio ocupando gran parte de mi tiempo hizo que mejorara muchísimo en poco tiempo, el seguir adelante después de tener golpes muy duros también es algo que me empujó a estar más cerca de conseguir lo que quería, arriesgarme dejando el trabajo que estaba haciendo desde hacía 12 años atrás para intentar poder hacer lo que realmente me gustaba también fué algo determinante, y entrenar tan duro todos los días sin fallar NUNCA pase lo que pase puede haber influído también.

La toma de decisiones en el camino es fundamental para terminar donde quieres o como te gustaría. Hubo una temporada en la que no dejaba de pensar que lo que hacía no estaba hecho para mi, que había dejado de créer en que tenía posibilidades pero ya veis que eso no fué así. Personas que elegí tener a mi lado también me ayudaron en los momentos que lo veía todo oscuro a ver con más claridad. Así que suerte, lo que se dice suerte, no ha sido el llegar hasta aquí. Pensaba que tenía muy mala suerte porque siempre me caía, y realmente puede ser que alguna de las veces fuera por ese motivo pero aprendes que puede que no estes en el sitio indicado, que no sepas observar o prevenir las situaciones de riesgo y que el miedo a caer también provoque una inseguridad que haga que aún haya más riesgo. Así que realmente yo no buscaba caerme pero no sabía muy bien como evitarlo, por eso ahora sé que no era tanta mala suerte, si no una consecuencia de mis actuaciones.

Es seguro que lo que me ha ayudado a mejorar, ha sido analizar lo que hacía mal para modificar y evitar tantos golpes de “mala suerte” Ganar una carrera porque se cae el que va delante es suerte? No!! Tu ibas detrás y no otro y has sabido evitar esa situación y llegar el primero. Para mí lo merece y no se le puede quitar el mérito diciendo que fue tan solo suerte. La buena y la mala suerte quizás existan pero las dos tienen formas de buscarse y al final cuando uno insiste y persiste en algo puede que quizás no te llegue pero sí te encamina a conseguirlo, así que búscala tu y no esperes a que venga.

Ella puede acompañarte pero no hacerte llegar a cumplir tus sueños. Sólo piensa en tenerla cuando vayas a comprar lotería!

Mavi

Make a donation

Thank you for reading this Voxwomen blog. Our aim is to support and develop women’s cycling. If you liked what you just read, please consider making a small donation. This will be split 50/50 between the rider that wrote the blog and Voxwomen to create more content. Thank you for being part of the journey and supporting the sport.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print