VW_Mavi García_Blog_Complete dedication_Web

¿Dedicación completa? / Full dedication?

Hola todos! En este blog me gustaría explicar por  mi situación personal desde que me convertí en ciclista profesional, como poco a poco si alguien quiere llegar a conseguir su más alto nivel o rendimiento cuantas cosas hay que ir sacrificando cada vez más y cómo al final se acaba teniendo una dedicación completa enfocada al ciclismo.

Siempre he sido y seré una persona que a pesar de esforzarme al máximo en lo que quiero conseguir, también me gusta disfrutar de otras cosas y no llevar a raja tabla todo.

Cuando en 2016 decidí dejar mi trabajo y dedicarme al deporte profesionalmente era muy flexible con todo, no miraba demasiado lo que comía, no estaba acostumbrada a descansar porque trabajaba, corría a pié, iba en bici y también quería hacer todo lo que hacían mis amigas y tampoco estaba centrada en un solo deporte ya que en ese tiempo aún practicaba duatlón compaginandolo con el ciclismo.

En 2018 tuve mi primer contrato importante en ciclismo y fue cuando dejé lo demás para centrarme sólamente en un solo deporte. Quería darme cuenta de hasta donde podía llegar. Llevaba ya un par de años compitiendo en bici pero siempre lo hacía detrás de todo, con miedo a caer, con muy poca intención de ganar y con falta de experiencia.

Siempre le doy importancia en todas mis entrevistas a que el ciclismo es de los deportes mas complejos y duros que he conocido y que para empezar tan tarde hay que aprender un millón de cosas sólo para sentirte bien compitiendo.

Poco a poco mi manera de entrenar empezó a cambiar, cogí un entrenador especializado en ciclismo y comencé a descansar más, a hacer más horas encima de la bici, a preocuparme en hacer más desnivel y por ello a hacer mucha más montaña. A pesar de ello seguía teníendo mis días totalmente ocupados porque siempre me ha costado decir que no a nada…. jajajaj

Antes de dedicarme a la bici también intentaba alguna vez hacer alguna concentración en altura para  mejorar y subir los valores pero una vez metida en ciclismo ya empecé a hacer mínimo dos estancias de 15/20 días por año que se sumaban a la cantidad de viajes por las competiciones y a las concentraciones con el equipo. Cada vez me iba quedando menos tiempo para lo demás pero como cuando volvía a casa tenia la agenda a tope, acababa haciendo casi todo.
Luego de algo que te vas enseñando es a comer bien y lo que toca en cada momento. Al ser una ciclista escaladora tampoco puedo descuidar mi peso y eso es un sacrificio si te gusta mucho comer… Son cosas que se van sumando y te vas dando  cuenta que cada vez para subir un escalón tienes que ir incrementando entrenamiento y aprendes que todo lo que haces puede restar o sumar dependiendo de cualquier actuación.

El siguiente año también me enseñé a descansar más, aprendí que es otro trabajo más de la preparación y de la recuperación, así como también mi masaje semanal que a mi personalmente me va muy bien compaginandolo con sesiones de estiramientos.

Cuando estás ya muy arriba hay que seguir sacrificando siempre más cosas. La parte mental también hay que trabajarla y focalizar muy bien los objetivos.  Tener claro cuando, donde y por qué? No es nada fácil. A mi personalmente creo que esa parte es la que todavía debo mejorar y es difícil cambiar las formas de ver que uno tiene ya como predeterminadas.
Muchos deportistas no son capaces de soportar este sacrificio pero al final te das cuenta que no hay otra manera posible de llegar a lo más alto si no eres capaz de dejar absolutamente todo y dedicarle en cuerpo y alma todo tu esfuerzo y tu tiempo.
Para ello también hay que tener un entorno favorable porque sentirse apoyado y comprendido te da tranquilidad y fuerza para seguir adelante.

Con esto quiero dar a entender lo que  tiene que pensar uno cuando le está costando mucho conseguir algo, pensar si realmente le está dedicando todo para lograrlo y si no es así, siempre estará a tiempo de cambiarlo y porsupuesto de llegar a conseguirlo.

Hacer algo bien y progresar es relativamente fácil, lo complicado es ser el mejor.

Hasta la próxima

Mavi

Hi everybody! In this blog I would like to explain my personal situation since becoming a professional cyclist, how little by little if someone wants to reach their highest level, they’ll have to sacrifice more and more little things until in the end, they end up dedicating themselves completely to cycling.

I have always been and will always be that type of person who, despite trying my best in what I want to achieve, still likes to enjoy other things and won’t take things for granted. When I decided to quit my job in 2016 and dedicated myself to sport professionally, I was very flexible with everything, I didn’t watch what I ate too much, I wasn’t used to resting, because I worked, I ran on foot, I cycled and I also wanted to do everything my friends did. I wasn’t focused on a single sport, because at that time, I was still practicing duathlon and combining it with cycling.

In 2018, I got my first big contract in cycling and that’s when I stopped everything else to focus solely on one sport. I wanted to see how far I could go. I had been competing in cycling for a couple of years but I was always behind, afraid of falling, with very little intention of winning, and had a lack of experience.

I always emphasise in all of my interviews that cycling is one of the hardest and most complex sports I’ve ever experienced, and that to start so late you have to learn a million things just to feel good when competing.

Little by little, my training started to change, I took a trainer who was specialised in cycling and I started to rest more, doing more hours on the bike, worrying about doing more hills and therefore doing a lot more mountains. Despite this, I still had my days completely full because it was always difficult for me to say no to anything.

Before I started cycling, I also tried to do some high-altitude rides to improve and increase my values, but once I got into cycling, I started to do at least two stays of 15/20 days per year which added to the amount of trips for competitions and rides with the team. I had less and less time for everything else, but when I got home, I still had a full agenda, so I ended up doing almost everything.

One thing you learn to do is to eat well and learn what you need to do at any given moment. As I’m a climber, I can’t neglect keeping a healthy weight and that’s a sacrifice if you like to snack a lot… These are things that add up and you realise that each time to climb a step, you have to increase your training, and you learn that every decision you make can subtract or add to your performance.

The following year, I also taught myself to rest more, I learnt that it’s another important part of preparation and recovery, as well as my weekly massage, which I combine with stretching sessions.

When you’re already at the top, you have to keep sacrificing more and more. You also have to work on the mental side and focus on your objectives. Being clear about when, where and why… it’s not always easy. I personally think that this is one aspect that I still have to improve upon, and it’s difficult to change a way of seeing things that one already has as predetermined.

Many athletes aren’t able to bear this sacrifice, but in the end you realise that there is no other possible way to reach the top if you are not able to dedicate all your effort and time to it. For this you also have to have a favourable environment, because feeling supported and understood gives you peace of mind and the strength to move forward.

Doing something well and progressing is relatively easy, the complicated thing is to be the best.

Until next time

Mavi

Make a donation

Thank you for reading this Voxwomen blog. Our aim is to support and develop women’s cycling. If you liked what you just read, please consider making a small donation. This will be split 50/50 between the rider that wrote the blog and Voxwomen to create more content. Thank you for being part of the journey and supporting the sport.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print